sábado, 16 de mayo de 2015

Mundo Maya


Los científicos alemanes vendrán a buscar el supuesto tesoro en Río Dulce, Izabal. Foto: Archivo/S.21
Berlín. Así lo anuncia hoy el rotativo alemán Bild, patrocinador de la expedición, de la que forman parte también dos de sus reporteros, un fotógrafo, un cámara de televisión y un submarinista profesional, que se sumergirá en las aguas del mayor lago guatemalteco para tratar de localizar el tesoro de ocho toneladas de oro puro.
Rittsteig asegura haber descifrado el llamado Código Maya de Dresde y descubierto en uno de sus capítulos indicaciones precisas que conducen a un gran tesoro de oro de una cultura desaparecida en las aguas del lago de Izabal.
"El Código Maya de Dresde conduce a un gigantesco tesoro en Guatemala de ocho toneladas de oro puro", afirmaba Joachim Rittsteig, desde hace 40 años estudioso del documento, en declaraciones que publicaba ayer el rotativo alemán Bild.
Profesor emérito de la Universidad de Dresde y autor de varias publicaciones sobre la cultura maya, el experto subrayó que "en la página 52 se habla de la capital maya de Atlan, que resultó destruida por un terremoto el 30 de octubre del año 666 antes de nuestra era. En la ciudad se guardaban 2.156 tablas de oro en las que los mayas grabaron sus leyes".
El tesoro se hundió junto a la ciudad en las aguas del lago de Izabal cuyos restos han sido localizados por el científico alemán gracias a imágenes de radar tomadas en la zona.
El experto alemán en la cultura maya calcula que "solo el valor material del oro de las tablas asciende actualmente a 211 millones de euros" (unos 290 millones de dólares).
El Código Maya de Dresde, redactado sobre el año 1250 de nuestra era por sacerdotes mayas, es uno de los cuatro grandes documentos que se conservan de esa cultura y se encuentra en poder de la Biblioteca Estatal de Sajonia, al este de Alemania, desde hace 272 años.
El código fue descubierto en 1739 en poder de un hombre acaudalado de Viena -sin que se sepa cómo llegó a sus manos-, quien lo regaló a la biblioteca de Dresde, que lo conserva bajo un cristal blindado en su sala de tesoros documentales.
Joachim Rittsteig ha dedicado prácticamente toda su vida a descifrar el valioso documento, compuesto por 74 páginas con 3,56 metros de largo y un total de 74 jeroglifos distintos.
El Código Maya de Dresde contiene la práctica totalidad de los conocimientos de la cultura maya, entre ellos los astronómicos o médicos, y en su última hoja describe el apocalipsis o fin del mundo, que debería tener lugar el 21 de diciembre de 2012.
Siglo xxi 28/02/11 
Periodico  SIGLOXXI



2 comentarios:

Uouo Uo dijo...


thank you

سعودي اوتو


Anónimo dijo...

Caminando por el mundo bellas flores conocí pero ninguna tan buena y tan linda como a ti
Esta fue la primera impresión, después vino lo que sigue...